Es muy común que al manejar por las calles puedas dañar tus llantas con baches, objetos punzocortantes, banquetazos, entre otras cosas, por eso en Servicio de Grúas Joed te damos algunos consejos de qué hacer en caso de que se ponche una llanta.

-Mantén la calma. Si se realiza una acción de manera impulsiva se puede poner en riesgo su seguridad.

-No hacer un frenado violento. Si se llega a frenar de manera repentina existe la posibilidad de perder el control del carro.

-Encender las luces intermitentes. Esta acción ayuda para tu seguridad y para la seguridad de los demás conductores que transitan por la calle porque se les está avisando que algo no está bien y un problema está ocurriendo.

-Encuentra una zona cerca y segura. Esto ayudará a que te puedas estacionar para poder cambiar la llanta ponchada por el neumático de refacción.

-Después de realizar el cambio de llanta. Es necesario dirigirse a un centro de servicio para hacer la instalación de una llanta nueva o reparar la llanta en caso de que sea posible.

-Si tu carro no tiene llanta de refacción. Mantén la calma, los neumáticos después de perder aire pueden recorrer 80 km de camino a 80 km/h

-En caso de no contar con una llanta de refacción, o las herramientas necesarias para hacer el cambio de neumático, contacta a Servicio de Grúas Joed.