Los autos, como cualquier otro tipo de máquina, son susceptibles a fallos que pueden poner en juego tu seguridad, la de tus acompañantes y la de otros conductores o peatones en la calle.

Ante esto, es muy importante que sepas cómo actuar en caso de que, mientras estás manejando, tu llanta se dañe. Ya sea que se ponche, explote, se tambalee o zafe, es recomendable que sigas ciertos pasos básicos para evitar mayores problemas. Estos son:

  • Reduce inmediatamente la velocidad.
  • Prende las luces intermitentes para los autos que tienes detrás se mantengan alerta a tus movimientos.
  • Orilla tu auto a la banqueta o camellón y detenlo ahí.
  • Si puedes cambiar la llanta y tienes la de repuesto, hazlo.
  • Si no fuera ese el caso, llama a un servicio de asistencia vial a la brevedad para que acudan en tu auxilio.

En Servicio de Grúas Joed ofrecemos asistencia vial en el camino, nos ubicamos en Navojoa, Sonora. Cuando nos necesites acudiremos rápidamente, contáctanos aquí.